viernes, 7 de noviembre de 2008

Dejando rastro

Quien haya puesto un contador de visitas en su blog sabe que los visitantes dejan rastro al visitar su página. El navegador se chiva de la página que le llevó hasta allí. Si se viene de un buscador, eso te da las palabras de la búsqueda.

El problema puede venir cuando se navega desde la empresa, por motivos de trabajo. A veces, la dirección IP que se suministra al navegar puede resolverse con el nombre del servidor de la empresa. Si a eso sumamos que vemos qué palabras han escrito en el navegador para llegar hasta allí, tenemos un espionaje de primer orden. Especialmente si es la página de un competidor.

Por ejemplo, en un blog que tengo sobre electrónica, me han visitado desde las empresas Intel, IBM, Freescale, Samsung, Microsoft, etc. Y se veía perfectamente qué andaban buscando al llegar a mi página.

Así que, en el trabajo, comprobad que no dais más datos de los que queréis mostrar al navegar y no olvidéis que las búsquedas de Google que os han llevado hasta la página quedan registradas, si no queréis dar pistas al enemigo.

Por cierto de tí se que:



1 comentario:

Angel dijo...

Cómo puedo colocar un contador de visitas en mi blog?.

Me puede servir para localizar a un correo digitado desde un cafe internet, por ejemplo?

Atte.

Angel.